Sevilla- Roca Rey, el día que le embista un toro
6 de mayo de 2022
Sevilla

Con unas hechuras diferentes fue el quinto, con mayor longitud de pitones hacia adelante, despegado también del suelo, aunque con cuello, y largo. No se definió el toro en los primeros compases de la lidia, hasta que Roca Rey se puso en el sitio para hacer romper la embestida del astado, que volvió a ser irregular en parte por los continuos resbalones debido a la falta de apoyo. Fue dando ritmo Roca Rey al toro a base de tiempos, de templanza… hasta romperle con el toreo al natural, aguantando parones, toreando muy de verdad. Con la mano muy baja y muy asentado toreó el peruano. Volvió sobre la diestra para torear arrebatado, sin que el toro parara, ganando siempre un paso para provocar la embestida dentro de una faena muy seria que no contó a lo largo del trasteo con el eco del público como se merecía. Sí que entró el público en el remate de la faena por luquesinas.

El segundo alto, despegado del suelo, suelto de carnes, agresivo de cara, engatillado, salió sin mucha entrega en los lances de Roca Rey, aunque empujó abajo en el primer encuentro con el caballo. Salió con poca fijeza del encuentro. Volvió a hacer una buena pelea en el segundo encuentro hacia los adentros, con la cara abajo, metiendo riñones. Quitó Tomás Rufo a la verónica a un astado que volvió a salir suelto del caballo tras el puyazo. En el tercio de banderillas, embistió el astado a oleadas, apretando para los adentros. Roca Rey fijó pronto al astado con mucha claridad, pasando la embestida por ambos pitones. Con mucha firmeza y seguridad se puso sobre la diestra y aguantó los viajes del astado, que vino, pero le costaba salir de los muletazos, potenciado por el estado del albero que dificultaba el apoyo del toro y su entrega en la embestida. Calentó al público entre la lluvia en un cambiado por la espalda, ligado por un largo y templado pase de pecho. Exigió Roca Rey con la diestra al toro madrileño cuando se perdieron las inercias, llevando muy toreada la embestida hasta el final, rematando los viajes detrás de la cadera. Meritoria faena que dominó e intentó dar ritmo a un astado de embestidas informales y descompuestas. Remató su actuación el peruano con unas bernadinas cambiando la trayectoria en los viajes del toro. Dejó una gran estocada al segundo intento, tras un pinchazo previo.

MUNDOTORO